General
Preparacion de Muestras y Ensayos Básicos
Bloque I: Ensayos de Suelos
1 de 5

Preparación, cuarteo y división de la muestra


Si el ensayo que realizar requiere utilizar muestra inalterada, la preparación de la muestra viene establecida en la norma correspondiente.

Sin embargo, cuando no se requiera emplear muestra inalterada, pero se requiere un secado previo, se secará la muestra alterada o inalterada al aire (extendida sobre una superficie) o en estufa a menos de 60 °C, hasta que se pueda deshacer mediante mortero o mazo de goma, realizando dicha operación.

Para conseguir la porción de suelo necesaria y que sea una porción representativa, se realiza el cuarteo de la muestra.

A través de este proceso, se divide la muestra en dos porciones homogéneas.


Cuarteo de una Muestra de Suelo en dos porciones

El proceso debe repetirse hasta obtener la cantidad de suelo que se necesita para la realización del ensayo.


Cuando la muestra contenga particulas con tamaños superiores a la abertura de los cuarteadores disponibles, el cuarteo se realizará situando dos barras de acero en el suelo sobre una lona.

A continuación, se verterá la muestra en la zona central y se levantarán simultáneamente ambas barras del suelo, generando cuatro partes iguales y homogéneas.

Por último, se juntarán dos partes de cuadrantes opuestos y se repetirá la operación hasta obtener la cantidad de suelo deseada para la realización del ensayo previsto. Otra operación bastante común para la preparación de ensayos es la división de muestras.

Para dividir la muestra en dos fracciones, se hace pasar por el tamiz elegido.

De la porción retenida se disgregan los terrones y se vuelve a pasar por el tamiz, repitiendo el proceso hasta dejar la porción retenida limpia de finos.

Con este proceso se obtienen dos fracciones, la retenida y la que pasa.

Este proceso de preparación de la muestra se realiza, por ejemplo, en los ensayos para la determinación de los límites de Atterberg.

Ir arriba